miércoles, 30 de mayo de 2018

771. JULIA, ESTA EN EL PROGRAMA PRIME READING DE AMAZON.ES





Julia, mi novela sobre el maltrato, ha sido elegida por Amazon para participar en Programa Prime Reading de amazon.es.

Es una gran alegría que todos los miembros prime de Amazon puedan leer gratis la novela accediendo a



Pero ¿Qué es Julia?

… un día cualquiera, el 9 noviembre de 2015, el grupo de personas que, para soltar un rato a sus perros, se reúne cada noche  en un parque de Majadahonda, ve llegar a una de las perreras, es  Julia; viene más tarde de lo normal, desgreñada y llorosa.

Alguien pregunta: - ¿Qué te pasa Julia? Y ella responde: -He matado a mi marido…

Julia es el devenir de la vida de Julia Rodríguez Ester, una periodista bien formada, con un bue trabajo y éxito social, que casada con un exitoso arquitecto, Jacobo del Peral y del Rio, ha sido cruelmente maltratada y que, aterrorizada por las amenazas de su marido, porque no puede hacer otra cosa,  decide matarlo y lo hace.

El crimen que comete Julia, así es la realidad y ella lo asume, pone en marcha la acción de la policía y de la justicia en un proceso inexorable: es detenida, pasa por el Juzgado de Guardia, va a la cárcel y es juzgada en un Tribunal con Jurado que debe decidir y decide si es   culpable y condenada a muchos años de cárcel o es no culpable y puesta en libertad.

Pero Julia no está sola en la vida, tiene a sus padres y a sus suegros, está inmersa en un entorno social: sus compañeros de trabajo, amigos y  conocidos, además, para defenderla,  necesita un abogado y está obligada a convivir con otras mujeres que han cometido delitos; y, porque es lo normal, de una u otra  manera, hay  muchas personas que  se ven afectados por lo que ha hecho Julia y que, para bien o para mal, repercute directamente en sus vidas.

Los personajes que comparten las páginas de Julia son familiares, amigos, y conocidos de Julia, también tiene algunos enemigos; son arquitectos, ingenieros, trabajadores sociales, médicos, profesores, abogados, sacerdotes, delincuentes, presidiarias, periodistas, psicólogos…muchos, la mayoría buena gente, y algunos, como en la realidad, que son malas personas…

En resumen, Julia es la historia de la protagonista y de las personas que la rodean desde el día de la muerte de Jacobo hasta el momento, veinte meses después, en que escucha, en un Tribunal, al portavoz del jurado, emitir su veredicto.

Pero, además de todo lo anterior, y sobre todo, Julia es un homenaje a las mujeres, a las mujeres que aman, a las mujeres que, maltratadas por sus maridos, por sus parejas, porque son mujeres, para proteger a los suyos  se sacrifican  hasta el extremo.

Debo decir, sin embargo, que Julia no es una novela negra, en sus páginas no hay policías que indagan para esclarecer crímenes ocultos o para detener a peligrosos asesinos, por el contrario, sus protagonistas son personas normales que, en una etapa de sus vidas, se ven obligadas a salir de la rutina para vivir con pasión tanto la tragedia y el dolor como el valor de la amistad y del amor.

Julia está editada y puede adquirirse, en papel y en formato digital, en Amazon:

https://www.amazon.es/Julia-Jos%C3%A9-Luis-Mingo-Zapatero-ebook/dp/B074QYBR1X/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1527701470&sr=8-2&keywords=jose+luis+mingo

También puede adquirirse en cualquier otra Web de Amazon, en Estados Unidos, UK, México, etc.


lunes, 28 de mayo de 2018

770. MIS NIETOS, PABLO Y MATEO, TIENEN MUCHO QUE CELEBRAR, Y YO CON ELLOS


El pasado sábado, 26 de mayo de 2018, a las doce de la mañana, mi nieto Pablo hizo la Primera Comunión y, a las seis de la tarde, nació mi nieto  Mateo.

Fue un día extraordinario, uno de esos, tan contados, que entran en el recuerdo y permanecen para siempre en la memoria de las familias.

La Primera Comunión es un acto muy importante en la vida de un niño: además de su carácter de sacramento y acaso por ello, es también, de alguna manera, un rito de iniciación. Pablo, al recibir el sacramento, ha dejado atrás la preciosa inocencia de la infancia y ha abierto su mente y su corazón a crecer en el ingente desafío que es la juventud.

Sí, Pablo tiene mucho que celebrar, sus padres han hecho un buen trabajo, él se ha preparado bien, ya es “mayor” y tiene ante sí un mundo de oportunidades que, con su capacidad va a vivir y disfrutar; y yo, su abuelo, para que lo haga, siendo siempre un hombre bueno, no dejaré nunca de rezar.

Durante la hora larga que duró la ceremonia, escuchando al sacerdote, viendo a los niños, mirando a mi nieto, observando a sus padres y sintiendo cerca a todos los miembros de la familia, pensando en Pablo, sentí aflorar los recuerdos, estaban nuevos, del día de mi propia primera comunión, en las de mis hijas y de mi hijo, y se llenó mi alma con la presencia de mi mujer que tanto, tanto hubiera disfrutado en este día. Y eso sin olvidar ni un instante a Mateo que, al comienzo de la ceremonia había sacado a su madre de la iglesia porque estaba dispuesto a nacer…


Más tarde, aún en la fiesta de celebración, recibimos la nueva y gran noticia: ¡Ha nacido Mateo…y todo bien!

Sí, Mateo al fin ha llegado, ha nacido, es un bebé precioso y está bien. Para sus padres, para toda la familia, es una gran alegría y, para su abuelo, además, ¡el final de un susto y una inmensa tranquilidad!..    

Llegar a la vida es una fortuna infinita y, porque Mateo la ha tenido, hemos de dar muchas gracias a Dios y pedirle para Mateo que sobre todo, viva una vida siempre llena.


Mateo es un bebé precioso, ¿verdad que no
es pasión de abuelo?

viernes, 20 de abril de 2018

769. DE LAS COSAS IMPORTANTES DE SER ABUELO: CONTAR UN CUENTO




A mí, como a casi todas las personas mayores, me gustan los niños y, de entre todos los niños, a los que más quiero, como es natural, es a mis nietos.

Los nietos son el gran fruto del amor y son la prolongación de la vida, al pensar en ellos, al verlos, al estar con ellos, al tocarlos, al sentirlos cerca, el alma se esponja y, de alguna manera, te sientes pleno.

Los nietos, es verdad, manejan a los abuelos, lo se bien y no me importa, sientes lo que ellos quieren que sientas, haces lo que ellos quieren que hagas y te alegra.


Por eso, hoy ha sido un día especial y muy lleno: he estado en la escuelita de Olivia para contar un cuento, como cuentan los cuentos los abuelos a los nietos. Ella, Olivia, tiene tres años, es pícara, osada, simpática, alta y morena, desafía a su madre y su voluntad es de hierro, cuando me ve se ríe, hace un gesto, me mira y unas veces viene a darme un beso y otras sale, para llamar mi atención, corriendo. Pues bien ella, porque lo han hablado en la clase, se ha pasado varios días pidiendo a su madre que el abuelo fuera hoy a verla a la escuelita y que contase un cuento;  yo hoy tenía un día muy ocupado pero era imposible no ir a contar el cuento.

No se si doce, quince o veinte niños, ¡son tan pequeños!, Juan, Paula, Clara, Alejandra, Laura, Héctor...sentados en el suelo, Olivia mirando a todos, pegadita a su abuelo, ¡presumiendo!

¿El cuento?, No importa, los niños escuchan el tono de voz, sienten el afecto y en sus cabecitas, digas lo que digas, disfrutan porque un abuelo les está contando, a ellos y solo a ellos, un cuento.

A lo largo de mi vida he hablado en muchos lugares,  en aulas universitarias, en salas de reuniones, en despachos, al aire libre, en estudios de radio, en televisión e incluso en templos, pero nunca, había hablado en una escuelita a niños de tres años, contando un cuento; y, la verdad es que lo que he sentido hoy, con Olivia apoyada en mí cuerpo, viendo disfrutar a los niños, ha sido, además de nuevo, lo más hermoso.

Gracias Olivia, hoy has hecho un precioso regalo a tu abuelo.